El Método LEAN

Hazlo Lean, hazlo mejor

Dejar de Procrastinar con el Método Lean, la Solución Definitiva

Cómo dejar la procrastinación que nao te deja progresar.

¿Quieres dejar de procrastinar? En este artículo exploraremos cómo el enfoque Lean puede ayudarte a conseguirlo y a ser más productivo.

El Método Lean, originario de la industria automotriz japonesa, se basa, como ya sabes, en la eliminación de desperdicios y la mejora continua de procesos. Aunque a priori puede parecer un enfoque solamente empresarial, sus principios sirven para aplicarse a cualquier aspecto de nuestras vidas, incluida la lucha contra la procrastinación.

Todos hemos sido víctimas de la procrastinación en algún momento de nuestras vidas. Aplazar tareas importantes puede generar estrés, ansiedad, y en última instancia, un rendimiento deficiente. Pero, ¿Qué pasa si te dijéramos que hay una manera de abordar la procrastinación usando los principios del Método Lean?

Cómo no procrastinar aplicando los principios Lean

Vamos a explicarte paso a paso como lo has de hacer. Toma nota.

1. Identifica el Valor

El primer paso para aplicar el Método Lean es determinar el valor que deseas obtener de una tarea o proyecto. Esto te ayudará a enfocarte en lo que realmente importa y a evitar perder el tiempo en actividades de menor relevancia. Para dejar de procrastinar, es crucial tener claro cuáles son tus metas y prioridades.

2. Mapea el Flujo de Valor

Una vez hayas identificado el valor, lo siguiente es mapear el flujo de valor. Es decir, todos los pasos necesarios para completar una tarea o proyecto. Al visualizar el proceso, podrás detectar áreas de mejora y eliminar actividades innecesarias que no aportan valor. Esto te ayudará a ser más eficiente y reducir la tentación de procrastinar.

Los principios del Lean Management nos pueden ser de gran ayuda para dejar de procrastinar.
Cómo dejar de procrastinar

3.Crea Flujo, te ayudará a dejar de procrastinar

El objetivo del flujo es asegurar una transición suave entre las diferentes etapas del proceso. La clave aquí es dividir las tareas grandes en más pequeñas y manejables, facilitando su realización y evitando la sensación de angustia que puede conducir a la procrastinación.

4. Establece un Sistema de Extracción

En lugar de empujarlas hacia adelante, el sistema de extracción se basa en completar las tareas solo cuando se necesitan. Esto te permitirá concentrarte en lo que realmente importa y evitar la procrastinación.

5. Busca la perfección, algo crucial para dejar de procrastinar

Finalmente, el Método Lean se trata de buscar la perfección a través de la mejora continua. Al aplicar sus principios y ajustar tus procesos, podrás minimizar la procrastinación y aumentar tu productividad.

Estos son los principales aspectos a tener en cuenta a la hora de dejar de aplazar tus tareas aplicando el Lean Management. No obstante, te vamos a dar otros cuatro consejos extra que te serán también de gran ayuda.

Cómo dejar de Procrastinar: 4 Consejos Extra

Una de las formas de evitar la procrastinación es identificar distracciones y evitarlas.
Identificar sus distracciones te ayudará a dejar de procrastinar
  1. Identifica tus distracciones: Tienes que darte cuenta de qué te impide cumplir con tus tareas y te hace procrastinar. Esto puede ser, por ejemplo, a través de la eliminación de notificaciones en tu teléfono o la creación de un ambiente de trabajo más enfocado y libre de distracciones.
  2. Establece metas SMART: Para aplicar el principio de identificación de valor, es importante fijarse metas SMART (específicas, medibles, alcanzables, relevantes y con un plazo definido). Esto te ayudará a concentrarte en las tareas más importantesy priorizarlas adecuadamente.
  3. Haz pausas regulares: Serás más productivo, no necesitas trabajar durante horas seguidas. Es fundamental tomarse pequeñas pausas regulares para recargar energías, evitar la fatiga y mantener la atención en tus deberes.
  4. Aprende a decir «no»: A veces, procrastinamos porque nos sentimos agobiados por el volumen de trabajo que tenemos pendiente de hacer. Saber cuándo decir «no» a las tareas que no son esenciales o que no se ajustan a nuestras metas a largo plazo puede ayudarnos a enfocarnos en lo que realmente importa.

En resumen, el Método Lean ofrece un enfoque práctico y efectivo para combatir la procrastinación. Al identificar el valor, mapear el flujo, establecer un sistema de extracción y buscar la perfección, podrás dejar de procrastinar y disfrutar de una mayor productividad en todos los ámbitos de tu vida.

Tal vez te interese:

Cómo ser Copywriter Aplicando el Método Lean

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Vanessa García Rivera.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hostinger que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Comentarios

  • […] Para seguir, el principio del flujo continuo se refiere a la idea de que el aprendizaje debe ser constante y sin interrupciones. Fomentar un ambiente de estudio ayuda a evitar la acumulación y estrés asociado con darse un atracón a última hora. La aplicación de este método de estudio implica establecer un horario regular y evitar la procrastinación. […]

  • […] Dejar de procrastinar con el Método Lean: La Solución Definitiva […]